Rinlar
rin.jpg

Antigua ciudad fundada por elfos hace más de mil quinientos años y cedida a la pequeña raza de las montañas, los medianos Rin, por su ayuda durante el Manto del Invierno, la gran batalla del norte.

Antes de describir la ciudad en sí, es necesario describir a los medianos Rin:

Ancestral raza del frío que al quedarse sin hogar se desplazaró a la nueva tierra, y sobre los palacios y caserones élficos asentó su cultura.

Tras siglos, hoy en día, los medianos Rin hace mucho que olvidaron su origen, y se sienten como pez en el agua en las ciudades en vez de en las montañas, donde su pintoresca sociedad toma rienda suelta.

Los Rin toman las cosas de los demás si las necesitan o si les parecen interesantes. En Rinlar esto no es considerado robar, ya que tienen un concepto diferente de la propiedad. Entre los Rin es absolutamente normal tomar prestadas cosas de otras personas si estas no las están usando. Además, se ofenden mucho si se les llama ladrones ya que, como la mayoría de las culturas, están en contra del crimen.

Aunque siguen teniendo una buena resistencia natural contra el frío, les da un pánico terrible. De hecho, es prácticamente casi lo único que temen, siendo esto algo a tener muy en cuenta si alguien viaja con un Rin. Seguramente, dicha percepción será debida a la guerra del Manto del Invierno, donde prácticamente toda la raza fue exterminada por las Razas Blancas.

La ciudad en sí, Rinlar, está llena de antiguas construcciones élficas reedificadas con mil y una plantas, escaleras y salas, donde conviven más de 5 familias Rin a la vez.

El trapicheo, intercambio y el comercio de cualquier tipo inundan las estrechas y abarrotadas calles de la ciudad, creando un hipnótico murmullo incesante que invade al viajero en el ambiente propio de la ciudad, haciendo inevitable el gastar en los mil y un objetos que se venden en las tiendas.

Porque una cosa está clara, como dice el antiguo dicho 'si no encuentras lo que buscas, en Rinlar lo venden, si te queda dinero para comprarlo'.

De todos modos, que todo esto no eche atrás al viajero, ya que Rinlar es una bella ciudad para visitar, y los Rin son seres amables y hospitalarios.

Unless otherwise stated, the content of this page is licensed under Creative Commons Attribution-Share Alike 2.5 License.